miércoles, 30 de agosto de 2017

La dama del lago. Saga Geralt de Rivia VII


“De las llamitas, algunas altas y poderosas eran, vivamente brillaban y con claridad, otras por su parte eran pequeñas, vacilantes y temblorosas, y oscureciese su luz y amortiguábase a trechos. En el mismo final había una llamita pequeña y tan débil que apenas ardía, apenas se removía, ora brillando con gran esfuerzo, ora casi, casi apagándose del todo.- ¿De quién es ese fueguecillo moribundo? -Preguntó el brujo.-Tuyo -respondió la Muerte."Flourens Delannoy, Cuentos y leyendas”.

Ultimo libro de la saga de Geralt de Rivia, y por lo tanto final de la heptalogía.

La trama de esta nueva entrega está divida en dos partes, la primera parte que sería la parte tranquila donde se empieza con dos magas que intentan distinguir cual es la realidad de lo sducedido de las versiones mas fantasiosas de la leyenda de Ciri y Geralt y pasa por el viaje de mundo de los elfos, aunque se mete de por medio la batalla entre los negros y el norte. Y la segunda parte donde Ciri sabe que tiene que hacer, ha cogido el toro por los cuernos intenta escapar de los elfos para buscar a Geralt y Yennefer creado un caos y viajes temporales por todos lados. En esta última también se van cerrando los distintos arcos argumentales.

Además me gustaría comentar en referencia a la trama, que la narración se realiza a partir de diferentes puntos de vista, pues por ejemplo podemos ver como Jarre narra una parte mientras escribe sus diarios siendo viejo, pasando por las impresiones de un cirujano de combate y por unos simples bandoleros.

Otro punto, es como el autor se toma su tiempo para concluir, pues se le ve sabedor de que debe concluir cuidadosamente la obra, y poco a poco nos conduce hasta un deus ex machina final casi accidental, poniendo un conclusión tremenda, casi un epílogo, muy en el estilo de toda la saga, dejando un sabor de boca muy adecuado al título de la novela. Triste porque se ha acabado y dulce por la satisfacción de haber leído una magnífica saga,

La novela tarda un poco en coger el ritmo, pues al principio pesa mucho el cambio tan grande de contexto. Aunque afortunadamente, el problema se solventa de forma rápida.

Referente a los personajes, se puede decir que en esta novela vemos la evolución de Ciri al completo, pues pasa de ser la niña desvalida que necesitaba y buscaba la protección de los demás a ser ella la que diga “esto se ha acabado, ahora haré lo que debo hacer” con lo que encara su destino con valentía y coraje para devolver todo aquello que había recibido de los demás y así proteger a sus dos seres más queridos Geralt y Yennefer. En cuanto a Geralt en un principio parece que se olvida de todo, pero luego vuelve a sus cabales, y es normal que después de tanto sufrimiento y dolor quiera quedarse en aquello que le ha hecho medianamente feliz.

También me ha sorprendido como sin venir a cuentos Milva, Regis, Angoulem y Cahir se unen a Geralt para buscar a Ciri sin tener en cuenta que puedan morir. Y hay que mencionar a la logia de hechicera que aunque parece que son más sabias y racionales que los demás, en el fondo buscan lo mismo que Vilgerforzt y los elfos, que CIri quede embarazada para que ellas puedan manejar el mundo a su antojo.

Otro punto que no sé hasta qué punto puede ser bueno o malo, es la introducción de las sagas artúricas en el libro, y sobre todo con el personaje de Galahad, aunque a mí personalmente me gusta porque esto demuestra que todo puede convivir siempre y cuando se haga con cabeza y responsabilidad.

En resumen el volumen de personajes que se manejan es muy alto, cambian cada capítulo y no siempre duran mucho más. A veces son personajes muy cercanos a Geralt y compañía, pero otras, solo los tocan de forma tangencial, pero le dan una profundidad al mundo que no tendría de otra forma.

Para concluir tenemos un final abierto (evidencia de que los personajes tienen vida y tal) pero sí se siente como un final de libro. Aunque si se ha leído la edición española hay al final del todo un cuento. Ya dice el editor que no se puede considerar como canon, que fue solo una diversión. Además con la finalización del libro se deja claro una cosa:

No importa lo grandes e importantes y hazañas realicen los héroes, ya que el tiempo todo lo lleva a un abismo donde se perderán.

lunes, 21 de agosto de 2017

Que leer.

Hoy presentamos a....Roger Stevens.
Ahora que ya conocemos al Capi o tenemos una mejor idea de él, creo que es un buen momento para retomar esta sección.

La verdad es que es difícil recomendar arcos sueltos, con Batman fue más fácil porque es más modular mientras que en el Capi suele estar todo más casado e hilado, no obstante vamos con LAS cinco historias del Capitán América.

Las aventuras del Capitán América: Centinela de la libertad.
Todo héroe tiene un origen  y en esta miniserie de 4 números nos lo relatan. Añadiría como suplemento leer los cuatro primeros números del volumen 7 (los de Remender) por incluir momentos de la infancia de Steve interesantes. También es interesante la cuarta historia del número 600 del volumen 1.

Volumen 1, números 182-186.
Hay quien diría que de Englehart lo mejor es lo el Watergate pero en lo personal me quedo con este otro arco, diría que el Capi está más vulnerable y en general está mejor llevado, además que siempre he tenido la sensación de que se le ensalzaba más por reflejar el acto real que por otra cosa.

Volumen 1 números 372-378.
Tenía claro que algo de Gruenwald tenía que haber, entre eso y que me apasionan estas historias de drogas, la recomendación era clara.

Volumen 3 números 33-35, 37-38 y anual 2000.
Por ser un poco el reflejo de lo que ha ido viviendo el Capi con el Capi de los 50, USAgente y demás, bien se merece su hueco aquí.

La 10ª historia de Rojo, blanco y azul.
Fue un número especial en el que englobaban muchas historias (15), en general muy prescindibles pero como siempre, hay alguna que sobresale y esta, en la que vemos que soñaba el capi mientras estaba congelado, es una de ellas. Se llama "Sueño americano" y como no podía ser de otra forma, viene firmada por Mark Waid.
¿A quién quiero engañar? La mejor histeria es esta (del Rojo, blanco y azul una vez más).
Evidentemente hay muchas más, desde los 40...ha llovido un poco, igualmente hay etapas muy buenas pero que están tan hiladas que no podría aislar un arco concreto sin mutilar algo como por ejemplo la etapa de Brubaker.

Y como ya hiciera la otra vez, voy a hacer otra selección pero de personajes satélite al Capitán América, es decir, personajes relacionados con el capi que son protagonistas de la historia.

Patriota.
Aparte de Steve Rogers otros personajes han portado el manto del "Capitán América", en este caso nos centramos en el que fue el tercer capitán.

El número 11 de la maxiserie “Centinela de la libertad”.
Se trata de un remake del Strange tales 114, muy interesante como está relatado con respecto al original.

Volumen 3 número 14.
¿Quién y que es Cráneo Rojo? Aquí. También añadiría el complemento al volumen 1 número 350, bastante interesante.

Y ya saliendo de los tebeos, recomiendo encarecidamente el capítulo dedicado al Capitán América en la genial serie "Avengers mightiest heroes" (el 4).

lunes, 7 de agosto de 2017

Radiografía de un héroe.

En la biografía de hoy tenemos a...el Supersoldado.
¿Quién es el Capitán América (el Capi para los amigos)? ¿Cómo se han desarrollado sus etapas? Y quizás algún otro interrogante es lo que voy a tratar aquí.

Lo primero es fácil, el Capi es un facha que nació antes de que existiera el concepto facha, siempre a las órdenes del gobierno de los USA y con el tufillo que confiere esa mezcla entre repelente y pedante. O quizás no lo sea. Quizás sólo sea un Capitán Trueno con una bandera por traje (motivo por el que se le suele señalar como facha), un tipo al que drogaron para que su cuerpo alcanzara el cénit de la perfección humana y siguiera sin superpoderes (porque el Capi, ahí donde lo tenéis, no tiene superpoderes, aunque sí tuvo superfuerza durante un breve período), un individuo que sería ese ideal que defendería su patria de causas justas pero denunciaría o se apartaría de aquello que sería inmoral, lo que vendría siendo todo un caballero medieval de los de adarga antigüa, rocín flaco y demás, y, como siempre me gusta recalcar, un individuo que quería ser superhéroe antes de tener poderes o traumas y no hay muchos que puedan decir eso.

Editorialmente el capi ha hecho de todo, ha sido soldado, aventurero, héroe y espía; ha sido un icono para su país pero no se arrugó cuando tuvo que renunciar a todo lo que era para reencontrarse, ¡dos veces!; Sharon es su Sigrid, su Ginebra, su Julieta pero que no os engañen el Capi ha tenido más relaciones (que no rollos) de las que cabría pensar; ha sido despojado de su traje, su escudo, sus poderes (que no tiene pero podríamos decir que le despojaron de su forma física) e incluso de su propia serie, y aún con todo la serie no se resintió.

Podríamos dividir las épocas del Capitán América del siguiente modo:

Primera.
Un clásico, reproducido y parodiado en mil sitios.
Todo lo que se corresponde con la cabecera "Captain America Comics", es decir, los cómics que aparecieron en las editoriales predecesoras a la actual Marvel, o lo que es lo mismo: Timely y Atlas. A la hora de clasificar a esta época yo la denomino volumen 0 (cero) porque su cabecera podría dar lugar a confusión. Lo poco que he leído os puedo asegurar que es duro, y si a mi como fan del personaje me cuesta catarlos no os quiero decir a los que no os guste o no os gusten los tebeos en general; en cualquier caso suelen englobar varias historias (3 ó 4) ambientadas en la segunda guerra mundial (la actualidad en aquel entonces) y sobre lo sobrenatural, demasiado patrióticas por así decirlo. En la época de Atlas, tendríamos una cruzada claramente anticomunista.

Segunda.
¡Civil war en los 60!
Lo que ya empieza siendo la editorial Marvel, y englobaría los Tales of suspense (del 58 al 99) y parte de los que sería el volumen 1 del capi, desde el 100 (realmente es el primer número del volumen pero siguieron la numeración de los tales) hasta el 152, o lo que es lo mismo, Stan Lee. Las historias suelen empezar y acabar en el mismo número.

Podríamos decir que es una etapa de creación y establecimiento de conceptos, aquí es donde, a cargo de Stan Lee, tendremos el origen de casi todo el universo del Capi, aquí es donde surgen los durmientes, el cubo cósmico, Modok, Zola, sus privilegios como agente de Shield, Sharon, Batroc, el Halcón (el único arco realmente largo sería el de su origen).

Hacia el final de la etapa de Stan Lee y otro par de autores que estuvieron brevemente, viviremos unas historias con unas connotaciones más bien raciales, que sin entrar en politiqueos se vuelven tediosas.

Como apunte, en el 139 el Capi empezaría a trabajar como policía (en su identidad civil, no como Capitán América) lo cual desembocaría en una conspiración maja.

Tercera.
¿Es un pájaro? ¿Es un avión? ¡No! Es...
Steve Englehart, del 153 al 186. Asistimos a la introducción en el mundo del Capi de Fausto (que se sale con Brubaker sobretodo), la sociedad serpiente, volvemos a lo sobrenatural (que como dije estuvo presente en aquel volumen 0), la segunda renuncia de Steve como capi (¡nace Nómada!), y lo más importante tenemos el caso Watergate. Como en el caso de Stan Lee, serán conceptos recurrentes a los que acudirá el universo del Capi.

Cuarta.
Mucho me ha cambiado Panoramix.
Del 187 al 230. Pese a que tiene conceptos interesantes y que luego se reutilizarán (como la bomba loca), no es muy destacable salvo porque ahondamos un poco en la infancia de Steve. La etapa de Kirby pareciera que nos hace retroceder 100 números en el tiempo, no tuvo buen tino en esos momentos.

Quinta.
Viento negro, fuego y acero de metal tengo forrados los....este...esto no iba aquí.
Del 231 al 306 La separo aquí porque el Capi se muda y me parece un buen punto para arrancar. Dicho esto, he mentido vilmente porque se muda unos números después pero quería incluir un arco muy majo en torno al Capi de los 50 de McKenzie pese a que después todo será prescindible hasta que llega Roger Stern que insufla nueva vida al personaje y más tarde DeMatties que es una etapa más aventurera.

Sexta.
Se ve que Dos Caras ha escapado de Batman para venir aquí.
Esta tiene nombre propio: Gruenwald, del 307 al 443. Conseguirá que Craneo casi liquide al Capi pero más importante es el que pondrá en jaque los ideales del Capi a través del Sin Banderas o del futuro USAgente (Sí, ese tío que responde a la imagen que se tiene del capi), llegando a la tener la tercera renuncia del capi, un nuevo interés amoroso y serpientes muchas serpientes.

Además, vemos como contratan a Steve Rogers en el 311 para trabajar de dibujante en la prestigiosa editorial Marvel.

Séptima.
Teniendo el escudo, ¿quién necesita al Capi?
Waid y Garney, 444-454. Un nuevo capi mucho más aventurero resurgirá tras el cansancio de Gruenwald, y es que pese a todas las alegrías que nos dio, hacia el final ya no era lo mismo. De Waid podemos decir que posiblemente sea uno de los que mejor (si no el mejor) han entendido al Capi a la hora de escribirlo.

Octava.
No iba a poner al capi con tetas, sería ofensivo.
Hagamos un interludio con lo que serían los heroes reborn (volumen 2 del Capi) de Liefeld, 13 números, de los que el último (el 13) es un crossover entre Marvel y Wildstorm por lo que es un poco trampa. Tiene la fama pero no es la peor etapa del personaje, ni se acerca. En esencia, reinvención del personaje, músculos y alguna buena idea.

Novena.
Sí, el volumen 3 también se le llamó "Heroes Return".
Tras el interludio volvemos con Waid y Garney para el volumen 3 y continuar por la senda que habían marcado antes y más tarde Dan Jurgens y son 50 números. Como decía más aventurera, con una Sharon que se desmelena (no es para nada una “chica de los 60”), conceptos clásicos, conceptos nuevos, nueva relación, muy bien mezclado y en buenas dosis.

Décima.
La respuesta a que no hacer con un personaje.
La más oscura de sus épocas, la etapa que se escribió bajo el sello Marvel Knights (el volumen 4 del capi). Debido al atentado de las torres gemelas (en el mundo real me refiero), decidieron hacer del Capitán América un tebeo más político, o mejor dicho, toda esa imagen negativa que se tiene del Capi (especialmente en aquellos que no han cogido un tebeo suyo nunca) es lo que aquí se refleja, muy triste lo que de aquí salió, aunque no todo es malo en el volumen hay un arco potable (números 17 a 20) y el final (los tres últimos números) que recupera ese espíritu aventurero.

Undécima.
¡Está vivo, viiiivo!
Brubaker o el capi se vuelve espía, que corresponde a todo el volumen 5 (50 números), del 600 al 640 del volumen 1 (retomaron esa numeración por el número mágico, un mareo vaya), todo el volumen 6 (19 números) y la miniserie Capitán América: Renacimiento. Sobervio. También hay que decir que retoma muchos conceptos del pasado como los Durmientes o D-man, lástima que en ese volumen 6 ya no fuera lo mismo y bajara sustancialmente la calidad.

Duodécima.
Llegamos a un mundo fantástico lleno de...
Remender, que abarca el volumen 7 y el 8. Retoma el espíritu aventurero que habíamos dejado de lado.

Decimotercera.
¿El Capi con twitter? Venga ya...
Lo que vendría siendo el volumen 9 con Sam en una cabecera y Steve, más tarde, en otra que de momento no sabemos por donde tirará pero ya se verá.
Nunca podré volver a ver al Capi con los mismos ojos.
Vale, todo muy bonito y desgranado pero ¿cual es la mejor etap...espera, ¿cómo lo has llamado tú? Época, eso es, así que ¿cuál es la mejor época? ¿Y la peor? Bueno, tras haberme leído un par de veces todo (sí, incluso la del marvel knights) y excluyendo la decimotercera etapa (por aquello de que aún no ha acabado) creo que puedo ordenarlas con justicia.

La peor sin duda es la décima (el marvel knights), luego iría la cuarta (baile de guionistas, un Kirby que abandona algunos conceptos), seguida de la primera (el volumen 0, cuesta mucho leerla a día de hoy, son historias de su tiempo pero si con Tintín juzgué todo por igual, aquí no puede ser de otra forma), a continuación la octava (Liefeld, sobretodo por interrumpir a Waid), después tendríamos la segunda (Lee introduce un montón de conceptos pero no termina de despuntar en una gran saga).

Esto empieza a complicarse, pues las etapas tercera (Englehart), quinta (McKenzie, Stern y Dematties) y doceava (Remender) las recuerdo a un nivel similar, pero vamos a mojarnos un poco, la peor de estás sería la doceava (Remender) que me encantó como sacaba al personaje de su entorno, la siguiente sería la quinta (la del triunvirato) por esos otros guionistas que no llegaban, por último y más importante la tercera (Englehart).
Oro puro.
Y vayamos con el podio, curiosamente esta parte ha sido más sencilla de ordenar que la anterior. Con un digno bronce la sexta (Gruenwald), nos dio alegrías y hacia al final alguna pena pero sin duda una muy buena etapa. La plata va para la onceava (Brubaker), que es la que tenéis que visitar aquellos que os picó el gusanillo con las pelis, aquí está todo, incluida la prueba de que una serie si se hace bien no necesita a su héroe, la única pega es la misma que tiene Gruenwald. Y el oro, creo que no hace falta decirlo (por aquello del descarte) sería para la séptima y novena (esta mejor que la septima) ambas de Waid, donde aprenderíamos la importancia de un disco de hierro.

Conclusión, 10<1<8<2<12<5<3<6<11<7<9, por si alguno se había mareado.
Así se habrán quedado los que hayan llegado hasta aquí.
Pese a que ya he ordenado las etapas, no podía acabar sin un último apunte, los cruces o crossovers. En general hemos tenido suerte con ellos pues o bien están completos en su propia serie y son innecesarios los números de otras series, o bien los que nos tocan son absolutamente prescindibles y no trastocan la historia. Sólo Miedo Encarnado nos afecta, alguno podría pensar en Civil War pero los cruces no aportan nada y lo que es el "final" o la consecuencia lo vemos en la propia serie con lo que no es necesario.

PD: Bien podría haber titulado a esta entrada "Biografía" pero era muy soso y "Radiografía" tiene un matíz más pedante.